17/2/10

Muy pronto, nuevos zombies disponibles

Hemos recibido en los últimos meses muchas solicitudes de pequeños zombies desvalidos. En breve, recibiremos vía aérea las fichas de los pequeños. Os seguiremos informando

19/6/09

Spot promocional: ¡Juntos podemos!

Queridos filántropos:

Para potenciar la labor de mi fundación, la Global Society for the Rights of Zombies, he encargado una potente campaña publicitaria a la famosa creativa Berta Badajo. El primero de los spots, que pronto se podrán ver en todos los medios, es este que me acaban de enviar desde la agencia. Espero que sea de vuestro agrado.



video

16/6/09

Mariluz Torrajo (Castrejo de la Bellota, Badajoz)

Nombre: Maria de la Luz Torrajo
Edad: 9 años
Zombie disponible para apadrinar

No hace falta poner la vista en tierras muy lejanas para tener constancia de las malas condiciones en las que viven los zombies de hoy en día, y de lo cercano y doloroso que nos resultan sus desgracias. Mismamente, esta criaturita, llamada Mariluz, deambula perdida desde hace varias semanas por los encinales extremeños en busca de desesperado aliento.
La niña fue sometida por las fuerzas del mal el día de su primera comunión, y de ahí lo excepcional de su vestimenta. Sus padres, unos labriegos de la zona, tuvieron la idea (en principio loable) de celebrar tan señalada fecha matando un gorrino e invitando a los vecinos. Pero... ¿quién iba a sospechar que una inocente matanza porcina iba a acarrear tan grande desgracia para esta pequeña, llamada a ser una nueva niña prodigio? Cuando Mariluz vio el gorrino sangrando a borbotones por la vena aorta se vio sacudida por una extraña fuerza sobrenatural, que surgía de sus adentros, y se lanzó al animal, aún agonizante, mordisquéandolo por doquier y agravando todavía más su cochino calvario... Desde entonces, Mariluz ha sido repudiada y expulsada de la comunidad, y se ve obligada a perseguir cerdos (eso sí, con denominación de origen) por la meseta extremeña.
Mariluz necesita nuestra ayuda, ¡no dudéis en apadrinarla!

6/6/09

Shannah Asustani (desierto de Lut, Irán)

Nombre: Shannah Asustani
Edad: 5 años
Apadrinada por: Duquesa del Pepinillo

¡Qué satisfacción me provoca ver que mi empresa por los derechos de los pequeños zombies poco a poco va obteniendo resultados, y que son muchas y muy nobles las almas caritativas que se apiadan de estos pequeños!
Esta muchachita de mirada tímida, y de nombre Shannah, vive en el inhóspito desierto de Lut. De origen chihíta, la pequeña es hija de unos nómadas que se dedicaban al pastoreo y a la recolección de dátiles. Una noche, la pequeña Shannah, impulsada por la gazunza, salió de su tienda y se comió tres ovejas crudas. Desde entonces, la niña ha venido manifestando un extraño comportamiento: cambios en los hábitos de sueño y alimentación, comportamiento nervioso, olor repulsivo y utilización en el habla de lenguas distintas a la materna. Sus padres, asustados, se han puesto en contacto con la Global Society for the Rights of Zombies, y nuestra administrativa, Mari Concha, no ha tardado en encontrar la madrina perfecta para la pequeña. Desde aquí le enviamos nuestro agradecimiento a la Duquesa del Pepinillo y le exhortamos para que se arme de paciencia, puesto que este tipo de niños nómadas a veces son un poco problemáticos.
Junto con el carnet de socio, le enviaremos a la señora madrina el formulario de la Agencia Tributaria SD-12, que nos pidió para hacer las correspondientes deducciones en la declaración de la renta.

2/6/09

Dakota Spooky (Saint Bernardino, Connecticut, USA)

Nombre: Dakota Spooky
Edad: 8 años
Zombie apadrinado por Ainhoa P.
En el cementerio municipal de la pequeña localidad de Saint Bernardino (estado de Connecticut, Estados Unidos de América) reside esta pequeña princesita llamada Dakota. Sus padres la repudiaron a la edad de cinco años, después de que devorara a su hermanito pequeño (de nombre Tody) porque éste le había robado unos caramelos Pez. ¿Acaso se puede ser más cruel con una inocente criatura por cometer una travesura sin importancia? Desde entonces, la pequeña Dakota se ha visto obligada a vivir en el más barbárico ostracismo, entre las frías lápidas mortuorias y los infectos nichos del cementerio municipal.
Dakota es una niña de carácter afable y cordial, amante de los animales (sobre todo de los roedores, aunque también gusta de ingerir gatos domésticos de vez en cuando), con aptitudes para la música y con muy buenos modales. Se sabe de memoria las capitales de todos los estados y el listado completo de Presidentes de los Estados Unidos de América. Apadrinar a Dakota es garantía de sosiego espiritual y de tener la conciencia de hacer con ella una gran obra.

21/5/09

Macarenita Bocados (Tucachampa, México)

Nombre: Macarenita Bocados
Edad: 12 años
Zombie disponible para apadrinar

Me acaba de llegar de Tucachampa (México) una solicitud de apadrinamiento de esta adorable chiquilla. No sé mucho sobre ella (al parecer vive en un recóndito lugar entre las montañas, con su abuelito, y no tienen cobertura), pero según vaya teniendo más datos, los iré editando en esta entrada para que podáis conocerla un poco más.
Y ya sabéis, si os animais y quereis apadrinar a Macarenita, dejad un comentario en esta entrada. Las solicitudes son examinadas concienzudamente, porque desgravan a Hacienda.

Toshio y Shakamoto Xunghi (Sai-Taki Minuka, China)

Nombres: Toshio y Shakamoto Xunghi
Edades: 11 y 8 años
Apadrinados por: Edgar de Cuajo (socio fundador)
Mi nombre es Edgar de Cuajo, y soy el fundador de la Global Society for the Rights of Zombies. Mi labor filantrópica comenzó cuando hice un viaje a los recónditos parajes de la Región de Sai-Taki Minuka, en el centro de Asia. Allí pude comprobar en qué condiciones más detestables vivían los pequeños zombies de la zona. No solo no les dejaban salir de día, sino que les obligaban a dormir en nichos subterráneos y les alimentaban de bichos crudos. Mi conciencia resultó tan agitada que no escatimé en esfuerzos hasta que pude apadrinar a estos dos pequeñuelos. Así, desde hace seis años, contribuyo a la alimentación, educación y manutención de las dos adorables criaturitas que se pueden ver en la foto. ¡No os podéis imaginar qué satisfacción me provoca contribuir a su desarrollo como zombies! Mismamente, la pasada semana me comentaban como Toshio ya había devorado un par de seres humanos él solito, y como Shakamoto ya dormía solita en su nicho sin berrinchear ni nada. Por Navidad me mandan unos dibujos preciosos de gente decapitada, y algunas noches me llaman de madrugada por teléfono y emiten unos sonidos guturales encantadores.
El problema es que las autoridades sanitarias del país, y pese a mis esfuerzos, no me permiten que vengan a veranear unos días a Benalmádena conmigo, porque yo los veo que tienen un color como apagado, deslucido, y creo que les vendría bien tomar unos baños de sol en las favorables condiciones climatológicas hispanas.
Ya os iré informando de más solicitudes, por si os animáis, porque, de verdad, hay muchos zombies que necesitan nuestra ayuda.